Elementales de fuego

Publicado en 18 Septiembre 2012

Las fuerzas que cuidan cada elemento de la naturaleza guardan una profunda relación con cada uno de los cuatro elementos.

 

Los elementales como la salamandra y el dragón, activos y fuertes, cuidan de la vida y el poder del fuego; reservados y los elementales más alejados de los humanos han sido siempre agresivos y temerosos, pero si llega a producirse un vínculo con un humano es irrompible.3181751826_18511a0abd.jpg

Orígenes

Los elementales son espíritus escuetos que cuidan y habitan en cada uno de los cuatro elementos, como las hadas; según tradiciones y creencias mítico-religiosas de los países nórdicos; principalmente son tradiciones del druidismo celta.

El fuego en la tradición original celta no es un elemento en sí, sino un poder anexado a todo en el universo; por lo que los elementales de fuego no eran precisamente parientes de los demás elementales, es una de las razones de que casi nunca un elemental se presenta con forma humana como los demás.

El fuego representa la destrucción y devastación, pero también la regeneración después de la destrucción, por lo que simboliza la dualidad vida muerte, muy importante en todas las culturas con un profundo conocimiento mágico-ritual.

Los elementales de fuego, o elementales rojos son muy poderosos pero muy inestables.

Tipos de elementales de fuego

Los más importantes tipos de elementales de fuego son:

  • La salamandra, espíritu con forma de lagarto usualmente sin patas delanteras, de diferentes tamaños, usualmente de color naranja o carmesí, posee alas pequeñas cola extremadamente larga, y tres garras afiladas en cada pata, viven en cualquier tipo de fuego y son las que controlan incendios, erupciones y hasta el crepitar de la más pequeña fogata, por lo que se dice que se le puede ver deslizándose entre las llamas; la presencia de la salamandra es temida pues representa catástrofes y destrucción; son afines al verano al oro y al medio día.

233496_99bdfef521.jpg

  • Las liminiades, son espíritus incorpóreos, son tan solo una esfera de luz, lo que los hace los elementales más puros y naturales, se dice que son los fuegos fatuos que se ven en tumbas o en el horizonte; son el espíritu dador de vida de todo ser; aunque por sus características físicas han sido relegados como poco interesantes, a pesar de ello en la práctica mágica son los elementales más dúctiles y útiles como nexos con el mundo de los espíritus o dadores de dones mágicos.

5275061733_42a553aebb.jpg

  • Los dragones de fuego, es el tipo de dragón más común y más conocido, comúnmente alado y enorme capaz de expulsar fuego de su boca, celosos de su poder y sus dominios, protectores de tesoros, guaridas y secretos, es el portador del fuego del poder y la fuerza; pero también de la sabiduría y el conocimiento, que a su vez significan poder.

319874878_7546e58aaa.jpg

  • Los dragones heráldicos, son una subespecie de los dragones de fuego, con cuatro extremidades, en las extremidades delanteras posee membranas como murciélago, por lo que sus extremidades delanteras son tanto alas como garras; viven en el fuego pero no tienen la capacidad de producirlo, son muy agresivos y poseen veneno en sus garras y cola, son conocidos como la plaga destructora; porque a su paso devoran todo lo que encuentran, se mueven en grupos grandes a diferencia de los dragones comunes de cualquier tipo. No son tan inteligentes como los dragones.

7097464855_0635e53b3f.jpg

  • Los basiliscos son criaturas muy temidas nacidas de huevos de gallina sin yema o empollados por un gallo; tienen forma de serpiente con un solo ojo en la frente y alas de gallina; basilisco significa “pequeño rey” es considerado el rey de las serpientes por su mortal veneno que radica en su ojo que al ser mirado puede producir la muerte; cuando alcanzan cierta edad son casi incapaces de moverse porque adquieren una contextura extremadamente obesa; son muy temidos.

2278311985_6bbd59ea8b.jpg

Los elementales de fuego en la magia

 

Los elementales de fuego son invocados para conceder dones de sabiduría y producir destrozos e incendios; además para llegar a nexos poderosos con espíritus mayores, al igual que el fuego, la magia con el elemento fuego y los elementales rojos, es muy peligrosos pues es muy inestable y por lo tanto el iniciado debería tener una capacidad y experiencia avanzada.

Por lo que el uso de este en las tradiciones mítico religiosas es considerado peligroso pero altamente poderoso. El fuego al ser considerado parte de todos los elementos en el druidismo supone un control transversal de este para adquirir los dones de los demás elementos.

En la cultura egipcia, el fuego era uno de los elementos más importantes por sus propiedades y significado ligado a Ra, el dios sol; al igual que en las culturas mítico-mágicas de América y Asia.

El elemento fuego suele ser parte de la mayoría de los rituales de cualquier magia, en velas, fogatas y linternas, pues es el elemento más dúctil y manipulable, convirtiéndose en el perfecto capacitor y amplificador de los rituales mágicos.

 

Artículo original en suite101.net

Escrito por Simón

Repost 0
Comentar este post