Prometeo deportado; divertida película ecuatoriana

Publicado en 19 Abril 2011

La película del director ecuatoriano Fernando Mieles ha producido una aceptación muy grande no solo dentro de su país de origen sino también en muchos otros países de América latina e incluso España.

Sinopsis

Prometeo, un mago que dice estar invitado por la realeza a presentar su acto frente a ellos y Afrodita una modelo que intenta ocultar su nacionalidad por medio del color de sus ojos y cabellos; son retenidos al llegar al aeropuerto de algún país de la Unión Europea por problemas migratorios, ya que hay pocos vuelos de vuelta al Ecuador son retenidos en una sala de espera del aeropuerto.

Poco a poco son llevadas a la sala muchos otros ecuatorianos por razones similares; entre las que destacan el nadador concentrado en sus competencias y entrenamiento para dejar en alto el nombre del país; un escritor que ha sido invitado a dar una conferencia en la Sorbona de París; una microempresaria que planea expandir su negocio a los países de Europa y un sinfín de pintorescos e interesantes personajes.

Análisis y crítica

El director guayaquileño Fernando Mieles que además es el escritor de “Prometeo deportado” busca presentar una problemática social que ha afectado en múltiples formas al Ecuador y a otros países; la migración de personas desplazadas de sus hogares buscando un horizonte un poco más prometedor que el que se les presenta en sus países de origen; “Prometeo deportado” es la imagen de un pequeño país con una diversidad impresionante de gente.

El largometraje muestra un conflicto velado por la sociedad dentro de una comedia picante y divertida en la que sus pintorescos personajes reflejan la forma popular del ecuatoriano, retratando algunas costumbres y cualidades únicas de los pobladores del pequeño país latinoamericano.

El director propone un espacio ligero y ameno para verse a sí mismo de una forma divertida, mostrando al mundo que el Ecuador es más que una línea imaginaria; como afirma uno de sus personajes.

Opinión

“Prometeo deportado” es una variante estética y cómica de presentar una realidad social en la que sus actores son tan sencillos y al mismo tiempo tan complejos como lo es el propio Ecuador, Mieles presenta la cara cotidiana del ecuatoriano, que vista detenidamente es en realidad un fascinante mundo multicolor y multifacético en el que todo un país puede caber en una sala de espera de un aeropuerto.

51/365: Tarde de cine

Escrito por Simón Domínguez Barahona

Etiquetado en #Cine

Repost 0
Comentar este post