Quito-Ecuador, ciudad sagrada

Publicado en 18 Julio 2012

Los misterios de una cultura milenaria a los pies de los Andes

 

Quito es una ciudad colmada de atractivos, su legado colonial aporta sin duda un ambiente antiguo y singular; pero guarda en su pasado y para los espectadores agudos, muchos misterios y secretos de una cultura milenaria.

 

4169903868_81a4e4b157.jpg

 

Quito, la ciudad sagrada de los Quitus

La ciudad de Quito es la capital del Ecuador, a simple vista se muestra como una metrópoli en crecimiento rodeada de majestuosas montañas, es además considerada una de las capitales más históricas y representativas de América Latina, ya que fue nombrada primer Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Su centro histórico colonial muestra un pasado en el que España construyó su historia en este continente, con edificaciones de la época cuidadosamente conservadas y preservadas, mostrando varias iglesias y templos embelesados con el más rico estilo neobarroco, moldeado por las hábiles manos de la Escuela quiteña. Sus monumentos templos y calles históricas son uno de los principales atractivos turísticos, ciertamente vale reconocer el valor histórico y artístico de esta etapa de la ciudad, pero debajo de la indumentaria colonial, es posible aun hoy encontrar su pasado aun más lejano, misterioso y milenario; en el que algunos pueblos escogieron este territorio como balaustre sacro, en el que se edificó una verdadera ciudad sagrada.

 

 

 

Quitus, cultura milenaria y misteriosa

Los ocupantes originarios de la zona que hoy se conoce como Pichincha, provincia de la cual Quito es su capital, se llamaban Quitus; los cuales existieron desde hace más de 500 años D.E.A. ubicados en la hoya de Guayllabamba en medio de los Andes y a una altura superior a los 2800 metros sobre el nivel del mar; esta cultura ancestral, a  diferencia de las crónicas que fueron realizadas por los españoles de la época, eran una cultura extremadamente apegada a tradiciones y estructuras refinadas de comportamiento; ya que la gran complejidad de sus construcciones milimétricamente exactas, su conocimiento sobre varias ciencias como astrología, matemáticas y geometría; muestran a una civilización profundamente sapiente, con tradiciones religiosas y culturales muy complejas y estéticas. En su momento fueron conquistados por una tribu indígena denominada los Caras, por lo que es común referirse a ellos como la cultura Quitu-Cara.

La cultura Quitu fundó su ciudad sagrada en una región específica y por razones muy bien estudiadas, esta ciudad se llamó Quitu (Kitwa) en la cual solo habitaban los sacerdotes y brujos, además de los especialistas y ciertas personalidades importantes, sobre todo se trataba de una ciudad ritual, por lo cual estaba plagada de templos, mausoleos, lugares sagrados y necrópolis.

La ciudad sagrada de los Quitus representa uno de los misterios menos conocidos de la región, pero no por eso menos impresionantes, estudios han revelado la forma, longitud y conformación de esta ciudad sagrada y aunque suene inverosímil esta extensión de más de 10 km de largo fue construida con forma de un felino en posición de ataque, quizás un puma; el cual era un animal sagrado para esta cultura. Cómo y con que tecnología llegó este pueblo a construir semejante obra de arte arquitectónica, es hasta ahora algo desconocido.

 

 5504211551_971404e627.jpg

 

La ciudad sagrada de Kitwa después de las conquistas

Posteriormente, claro está, este pueblo fue conquistado por los Incas que cambiaron la conformación original de la ciudad; aunque por otro lado dejaron intactos algunos templos y sobre la posición de muchos otros fueron construidos los suyos propios. Por lo que la ubicación de los templos originales se mantuvo intacta.

El pueblo Quitu guarda muchos misterios, su gran conocimiento sobre astrología, matemáticas y geometría no concuerda con las crónicas originales de los españoles que los catalogaron como “pueblo salvaje y desordenado”, los vestigios que sobreviven de esta cultura milenaria muestran una organización muy apegada a sus costumbres, con un impresionante conocimiento del universo.

Posteriormente los españoles llegaron al nuevo continente y conquistaron a los Incas, fundando la Real Audiencia de Quito en la ciudad ancestral de los Quitus, como parte de un proceso de alienación religiosa los españoles en sus conquistas acostumbraron a construir sus iglesias sobre los templos de los pueblos conquistados, por lo que se mantiene hasta el día de hoy los lugares originales en los que se encontraban los templos Quitus; dado que esta era una ciudad totalmente dedicada a la espiritualidad es la razón por la cual hoy en día en el centro histórico de Quito se encuentren tantas iglesias y a la vez tan cercanas unas de otras.

 Es importante añadir que la ubicación original de los templos no era al azar, sino que formaba un complejo trazado energético y milimétricamente geométrico, ya que se guardó la ubicación inicial de los lugares sagrados, hoy en día es posible trazar la relación entre ellos.

 

2814153126_57c85c6a1f.jpg

Quito, su ubicación no fue al azar

La ciudad de Quito está ubicada en una posición geográfica muy singular, a más de 2800 metros sobre el nivel del mar, dentro de un sistema intrincado de quebradas y rodeada completamente por montañas, además reposa a los pies de una cadena volcánica activa; es atravesada por el rio Machángara y las corrientes de viento confluyen formando un sistema eólico muy propio de esta ciudad, además muy cerca de la ciudad se extienden dos grandes valles cálidos. Todas esas cualidades llevaron a que el pueblo Quitu considere a esta región como una de las más energéticas y sagradas; su ubicación no es para nada escogida al azar.

Todos esos detalles geográficos, además de ubicarse a escasa distancia del paralelo cero, da a Quito también un clima particular, por lo que cuenta con una eterna primavera. O las cuatro estaciones el mismo día.

Se han encontrado muchos vestigios arqueológicos, sobre todo en Rumipamba, que han develado a una cultura Quitu aferrada a costumbres muy autóctonas y refinadas, su relación con la muerte no es menos compleja que la relación con el más allá de los egipcios; esta cultura, al parecer, guardaba un profundo sincretismo y costumbres religiosas.

 

Montañas sagradas de los cuatro elementos

Dentro de la pequeña abertura entre las montañas donde se encuentra la ciudad hay cuatro lomas importantes, cada una de ellas asociada a uno de los cuatro elementos naturales, la más grande y representativa es la conocida como Panecillo, ubicada en el centro-sur de la ciudad, con su forma característica aovada; en la cima  de la cual actualmente se encuentra una gran estatua de la virgen de Legarda, uno de los más representativos artistas de la escuela de artes quiteña, pero anteriormente los Quitus ubicaron en ese lugar el templo del sol, la esquina fuego de la ciudad, representando el polo masculino, el nombre original de la elevación fue shungoloma, yavirac o loma corazón.

A la par del templo del sol, en lo que hoy se conoce como loma de San Juan se ubicaba el templo de la luna, sobre el templo se construyó la basílica del voto nacional, que es una de las dos únicas edificaciones neogóticas de la ciudad; en el templo de la luna se realizaban los ritos de fertilidad expresamente por las mujeres y sacerdotisas, es la esquina de elemento tierra de la ciudad.

La tercera elevación se la conoce como itchimbía, es la esquina aire de la ciudad, en su cima se puede sentir un fuerte viento en la que se mezclan las corrientes frías de los andes y las cálidas de los valles aledaños, sobre ella se realizaban las celebraciones de los solsticios y equinoccios, por lo que también se la conoce como intiwatana, o camino del sol. Además en su cima se encuentra una construcción conocida como el palacio de cristal, donde se realizan eventos y exposiciones artísticas. Hoy en día se han retomado algunas de las tradicionales celebraciones al sol en este lugar.

 

5247907016_07d2f2048e.jpg

La cuarta elevación que se encuentra dentro de la ciudad se la conoce como La Delicia, es la esquina agua de la ciudad, allí, aparentemente por coincidencia, se encuentran tanques de reserva de agua y además el museo del agua Yaku, donde se realizan exposiciones relacionadas a este elemento.

La ciudad de Quito es conocida como un lugar turístico para conocer el legado colonial de los españoles, con sus iglesias barrocas y su exquisita arquitectura centenaria; pero casi nadie se da cuenta que está pisando tierras sagradas, las cuales guardan en sus cimientos los vestigios de una milenaria y misteriosa cultura digna de ser apreciada.

 

2860292693_c7be3bca82.jpg

Escrito por Simón

Repost 0
Comentar este post